lunes, 20 de agosto de 2007

Efectivo sin afectivo

El dinero te puede comprar una buena cama... pero no dulces sueños”.


En algún lugar escuché está frase que casi de inmediato me hizo relacionarla con Carrascosa, el viudo que, según la Justicia, encubrió el crimen de su esposa María Marta Belsunce.

La víctima fue hallada sin vida en su casa ubicada en el country El Carmel, y su entorno no sólo limpió el lugar, sino que durante mucho tiempo aseguraron que su muerte se produjo luego de haber resbalado en el baño y golpear su nuca contra una canilla.
La autopsia descubrió el orificio de cinco balazos en su cabeza.

El caso se hizo muy conocido por las contradicciones de los implicados en sus apariciones televisivas, pero sobre todo por la tristemente famosa “confusión” de una bala con un pituto que se encontró y arrojó por el inodoro.

Luego de un largo y mediático juicio, a Carlos Carrascosa se le dictó la prisión preventiva, pero gracias al pago al contado de 100 mil pesos de fianza, ahora se encuentra bajo arresto domiciliario mientras se entretiene mirando “Patinando por un sueño”.


El dinero te puede comprar una buena cama... y también un lugar de privilegio para no perderte el programa con mayor audiencia de Argentina, por más que, de alguna manera, hayas participado del asesinato de tu esposa.

13 comentarios:

margarita dijo...

TAL CUAL. No solo en el caso de este tipo.. Sino en general...
Si te vas fijando una por una todas las cosas más importantes de la vida, al menos para mi, no se pueden comprar:
El amor: podes pagar lo que quieras, pero el verdadero amor no se consigue por dinero.
La salud: hay enfermedades que ni con todo el oro del mundo se pueden curar.
La paz interior: vendrian a ser los dulces sueños que mencionas y explicas muy bien...
Un beso
M

Recontra dijo...

La frase inicial es hermosa...

Ferípula dijo...

Noooooo!!!! No era que le dieron 5 años...en serio? En la cárcel??? O ese es el García B....

Estas cosas, como todo acá, te dan ganas de mandarte a mudar, como San Martín cuando desde Montevideo no se bancó la realidad argentina... Me voy para Boulogne Sur Mer. Arrevuá!

Una Pepina dijo...

Te repito lo que me dijo un amigo que perdió una empresa y la volvio a reconstruir en menos de 5 años: el dinero te soluciona los problemas boludos de la vida (los servicios, la prepaga, los remedios, el super, el colegio de los chicos, las vacaciones etc.) Los demás te los tenes que solucionar vos.

Evan dijo...

El dinero le compró una libertad a medias, pero... tendrá la conciencia tranquila? Digo, si es que tiene conciencia...

Un beso Gasper, abrigate!!!

Ferípula dijo...

Es el mismo caso, qué salame...
El otro es de de Norita.
Pobre igual.

Ya me bajó la neurona!!!! Tarde pero seguro!!!! Buena semana!!!!

mi despertar dijo...

Que buen articulo..escritor-- me interesó mucho-- no lo conocia leerte me pone al dia con baires

Ninoschka dijo...


Hmmm.... y a eso se le denomina "justicia"... hmmm... y cuántos casos más habrán como esos de los cuales no tenemos idea. Triste verdad?
Ya ves lo que pasó con Pinochet... mi padre estuvo desaparecido y fue torturado... y.. qué pasó?? Pues nada, murió de viejo el infeliz... sorry!!
Muchas veces dudo de la justicia, pues pienso que es para la gente que tiene dinero... y yap!
Ya pues... en cuanto al amor... y sip... el amor es el corazón de uno mismo... y de eso lamentablemente nos olvidamos siempre.
Bss amigo mío, aprecio mucho tu presencia en mi blog.
cuídate harto... vale!
-yo-

Alicia dijo...

Sin palabras... más que indignada.

Lady Greta dijo...

Paso a agradecer tu paso a mi bosque tus palabras me llenan de paz, espero estes muy bien te mando mil besos.
Greta

Sol dijo...

Que asco.
No conozco este caso en particular,
pero conozco de otros, de muchos... que parecen ser iguales.
Que asco.

El Mostro dijo...

Hacete amigo del juez, decía el Martin fierro. Justicia country la llaman ahora. Algo escribí al respecto en mi blog.

Saludos.

Beatrix dijo...

Dice un proverbio africano: la mentira puede correr cien años pero la verdad la alcanza en un dia, llega verdad, llega rapido que con ansias te estamos esperando
saludos gasper