miércoles, 15 de agosto de 2007

La Justicia y sus (des)tiempos


Después de haber viajado cómodamente en un avión privado junto a empresarios argentinos, el famoso venezolano de la valija (y con su interior de casi 800 mil dólares) cumplió con los requisitos ordenados en el aeroparque donde se descubrió su equipaje, no se escucharon explicaciones concretas de la causa por la que transportaba ese dinero, y a las horas se subió a un nuevo avión que lo alejó de inmediato de tierras argentinas.

Pero ahora la Justicia pide la captura efectiva e internacional de Antonini Wilson, lo que resulta algo lógico, aunque no lo es que haya sido varios días después del extraño episodio y con tanto tiempo de ventaja para que el gran simulador se alejara sin dejar rastro alguno.



Después de haberse enterado de la condena de 13 años que pesaba sobre él, Mario Ochoa, ex chofer de una camioneta que transportaba a chicos discapacitados a distintas escuelas y colonias y que en reiteradas ocasiones abusó de al menos trece de ellos, continuaba libre por no encontrarse firme el fallo.
Ante la desesperación y dolor de las víctimas y sus familiares, los padres de los chicos sacaron fuerzas interiores y se pusieron de pie frente a los atropellos causados por la (in)justicia.

Pero ahora la Justicia decidió revocar la excarcelación y ordenó su captura de inmediato. Claro que la libertad de la que gozaba le permitió enterarse de su situación mientras miraba la tele desde la comodidad de su casa y entonces decidió fugarse.



“Una cualidad de la Justicia es hacerla pronto y sin dilaciones;
hacerla esperar es injusticia.”
Jean de la Bruyere (1645-1696) Escritor francés.


Sería bueno que la Justicia se quite la venda de los ojos y comience a mirar la hora para poder manejar los tiempos que corresponden y no siga llegando tarde.

8 comentarios:

Pepinita dijo...

La Justicia no llega tarde, son los hombres los que tardan en implementarla.
Estoy a la mitad de la carrera de abogacía y te aseguro que cada materia que paso me desilusiona más respecto de la existencia de una efectiva y expedita justicia humana.
Lo del chofer no tiene palabras, pareciere que lo hicieron a propósito.

Arleqino dijo...

pronto y sin dilaciones... ¿pero a cuantos hay que consultar antes de un fallo para no "herir suceptivilidades"?
la justicia es uno de los mejores negocios que el neo liberalismo tiene. quizás si el hijo de algún consejal adinerado hubiese estado entre esos chicos... ¡pero no, qué cosas digo! parecería que estoy a favor de la venganza por mano propia... nada más lejos.
en todo caso estaría a favor de que las leyes no legalicen la infamia.

y con respecto a tu post anterior:
¡brindemos por un mundo en el finalmente reconozcamos que los adultos no existen (más allá de las obvias y no tan obvias diferencias)!

José Camúñez dijo...

"Justicia retrasada, es justicia denegada" . -William Gladstone-

Evan dijo...

El problema no es la justicia, el problema somos los hombres, que no la implementamos en el momento justo.

Y ahora se fugó el violador de los chicos discapacitados, a donde vamos a llegar??

Besos Gasp, que pases lindo!

modes amestoy dijo...

por descracia llega demasiado tarde, o no llega.
Un abrazo

Ferípula dijo...

No!!!! Hasta que la interpol no meta sus deditos el tipo puede entrar a EEUU!!!

Todo está muy chancho, Gastón.
Y no hablemos de lo que no nos enteramos....si supiéramos!!!!

No me puse celosa! ja! Todos los besos para la gordita! :)

Gioconda dijo...

Piensen lo que queiran pero yo sigo sosteniendo que la forma de evitar estas cosas es ahorcar a un político o a un violador en plaza de mayo de dejarlo ahi hasta que se pudra y los gusanos, los pájaros y demás animales terminen con él.
Para que los demás antes de hacer algo parecido ven lo que les puede pasar.

La realidad que vivimos supera muchas veces a los capítulos de los simpsons. Debería reirme, pero la verdad es que me da nauseas.

Saludos!

Naimad dijo...

Mientras sigamos pensando diferente, pero votando igual, vamos a tener los mismos resultados.
Respecto a los violetas, no sirve matarlos de una, ya que les ahorras sufrimiento. Supongo que empalarlos en Plaza de Mayo y dejarlos morir ahi, a la vista de la gente y que soporten vejaciones varias durante lo que dure su agonía, sería la mejor forma de que comiencen a pagar.
Perdón por parecer tan Hijo de Puta (claro, comparado con quien, verdad?) pero cuando se trata de pibes no tengo respuestas coloquiales.
Un abrazo.