miércoles, 12 de septiembre de 2007

Rock Stars

Charly García es un grande del rock nacional, y de eso no caben dudas.

Y su público fiel ya sabe lo que puede esperar durante un recital de él, un show digno de una personalidad y músico como el bicolor más famoso, o quizás algo que falle y se agigante bajo la lupa de las ventas.

Hace unos días salió a la venta su ansiado disco Kill Gill, después de cuatro años de silencios musicales, aunque por cuestiones que todavía no se esclarecen, se lo pudo bajar gratis y escucharlo semanas antes de su salida a la calle.

Realizó un recital presentación de su última obra, pero lo que más se destacó para muchos medios, fue la suspensión de uno de sus shows, aduciendo que era porque el músico se presentó sobre el escenario mucho más tarde de lo establecido (?).

Para muchos medios, Charly es sinónimo de escándalo.
Para muchos amantes de la música, es uno de los mejores compositores de nuestras tierras.
Habría que respetarlo un poco más ahora, y no cuando salte desde un noveno piso y la pileta se encuentre vacía.


Coincidiendo con el Día del Maestro, ayer salió a la venta del nuevo disco de Andrés Calamaro, “La lengua popular”.

Después de un período de cierta oscuridad, volvió a la luz y con todo, haciendo lo que mejor sabe, buenas canciones que llegan al tilín de cada corazón.
Conciertos multitudinarios, buenos discos en compañía de sus amigos de la Bersuit, y de Litto Nebia ("El palacio de las flores"), y hasta el reconocimiento del mundo de la música con un disco doble tributo, y luego al galardonarlo con el Gardel de Oro, entre otros premios merecidos.



Las estrellas deben estar en el cielo brillando como desde un principio.
Las estrellas de rock deben brillar sobre los escenarios y regalarnos las canciones que nosotros, pobres mortales, tanto disfrutamos.

12 comentarios:

margarita dijo...

Las estrellas de rock deben brillar... cuanto los difrutamos! Tal cual Gasper!
Un beso grande
M

Evan dijo...

Juntaste a dos grnades en un mismo post!!

Buenísimo!!

Ojalá que sigan brillando para nosotros...

Un besote Gaspito!

Shikilla dijo...

Querido Gasper:

No había tenido ocasión de felicitarte por este nuevo rincón que nos regalas del modo que merecía este lugar lleno de "sentires y decires", me encanta que alguien con una sensibilidad como la tuya vaya echando ramificaciones que nos permitan seguirte, leerte y abarcar un poquito más de tu modo de sentir y decir las cosas.

Bello el post "El milagro de la vida", confieso que me emocionó la noticia, la valentía de los padres, y ¡cómo no! la profesionalidad de los médicos, estoy contigo en que la vida comienza mucho antes de lo que la mayoría cree, y también en que ésta es un milagro hermoso.

Mi enhorabuena y mi deseo de que sigas regalándonos con tus palabras llenas de sentimiento.

Arleqino dijo...

leí tu nota y fui a buscar el disco a la disquería más cercana... recorrí 4 en total. todavía no llegó a Rosario.
supongo ke me bajaré el que anda por internet hasta que llegue...

un abrazo

Arleqino dijo...

(si un artista dice que su obra no tiene nada que ver con su vida está mintiendo.)

Pedro dijo...

la música amigo gasper...es parte impostergable de mi vida....y sin duda charly y calamaro son dos de los grandes de latinoamérica...
excelente entrada como de costumbre.
un abrazo

Sol dijo...

Voy a tener que buscarme esos nuevos cds. Hace mucho que no escucho a Andrés Calamaro.

Saludos.

lola dijo...

¡Madre mía! me pregunto por qué los rockeros son a veces tan locos.
Calamaro, le encanta a mi hija, seguro que ya está buscando el nuevo disco. Saludos y gracias por visitarme.

::: GørgôrøtH ::: dijo...

Las estrellas deben estar sobre el escenario, pero tampoco es para que se la crean tanto y te tengan 5 horas espearando a ver si viene y se decide a tocar! jej se tiene que poner las pilas charly!

Saludos!

Pamela dijo...

Dejemoslos cantar que nos hacen tan bien y nos ayudan a vivir. Abrazos

Beatrix dijo...

Si, de acuerdo contigo..

Franziska dijo...

El rock, los viejos roqueros y todo un mundo que ha ido quedando atrás. Algo que en sus comienzos parecía frenético y dislocado y ha terminado siendo tan tierno.