miércoles, 28 de noviembre de 2007

Cuánto vale un poema?


Más allá de los gustos no escritos, es extraño que alguien no sienta la frágil sonoridad en cada verso escrito del poeta español, Federico García Lorca.

Quizás esa sea la razón más simple por la que la aparición de un poema inédito, escrito de su puño y letra, y que completaría el volumen de manuscritos originales de “Poeta en Nueva York”, vaya a ser subastado hoy en una cifra que rondará los 60 mil dólares.


Sin embargo puedo asegurar que “Crucifixión”, tal el nombre del poema en cuestión, no tiene en realidad un precio, porque su valor es inexistente.

Cuánto vale un poema que no conocemos o que repetimos incansablemente?
Cuánto vale un poema que nos hace latir el alma?
Cuánto vale un poema que es usado para decir aquello que nosotros, simple mortales, no podemos?
Cuánto vale un poema escrito por obligación, o por compasión, o por necesidad, o por cientos de motivos internos?
Cuánto vale un poema nacido de un ilustre desconocido?
Cuánto vale un poema con destino eterno?
Cuánto vale un poema, cualquier poema?

Porque si un poema no nos provoca absolutamente nada, su valor es el mismo.
Pero si despierta algo en la persona que lo lee, si logra llegar a lugares impensados, si provoca sensaciones únicas… su valor es inexistente.

11 comentarios:

Evan dijo...

Así es... si no llegan al alma, no tienen valor.

Un beso Gasper, que tengas un lindo día!

Sonrisa de luna dijo...

te doy toda la razon gaspito, te transporta a otro mundo, aunque si te digo la verdad yo me teletransporto solita, sere hija de adolfito?, jajajajajajajaja
besitos rey y que tengas un estupendisisisisismo dia guapisisismo, ala que pelota que estoy eh, has visto, es que ya te echaba de menos, jejejejeje

BELMAR dijo...

Unos versos valen mucho, siempre...

MAR dijo...

Un poema si es escrito con el corazón...vale oro para mi, no importa nada más la sensibilidad y la emoción que se le ponga a vivir.
Besos para ti.
mar

Shikilla dijo...

Hermann Hesse decía: "Hacer versos malos depara más felicidad que leer los versos más bellos".

Probablemente para quien los lea no valgan nada, pero hacen feliz a quien los escribió.

El valor de un poema es el mismo que el de una puesta de sol, habrá quienes vibren con las palabras escritas y otros a quienes sencillamente no les digan nada, al igual que hay gente que se emociona con la misma puesta de sol a la que otros le dan la espalda.

Todo es subjetivo, en mi opinión.

Un abrazo

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Vamos al punto del "precio". Según lo que uno "aprecia".
A Federico le gustó regalárselo a su amigo, no se quedó con copia.
Y lo apreció, a su amigo...y no "apreció" en dinero su poema...y eso que ya era conocido!!!!

Ves? La valorización está en uno...y en los demás, según qué se mire...
Besos apreciados!!!

** MARÍA ** dijo...

Un poema es el roce bello en el alma con palabras, son lágrimas cristalinas salidas desde lo más profundo de la piel. Eso y mucho más, es un poema, y tiene el valor que, quien lo recibe, lee, o compone haga llegar, sentir y respirar con todos los sentimientos posibles.

Besos tiernos y serenos, amigo.


** MARÍA **

Monica dijo...

!!Gracias Gasper !!ya lo busqué en Internet y lo leí.
Querido Gastón te espero una mañana de estas para tomar unos ricos mates.
Besotes y abrazotes para vos y Fede

Nico dijo...

Exacto. A la persona que lee un poema y no le provoca absulatemente nada, quizas ese poema no era para la misma. Pero cuando este llega y despierta sentimientos y hace latir un corazon, su valor es REALMENTE INEXISTENTE!!!

Tienes toda la razon.


Un beso grande, cuidate.


Nicolas.

Yalo dijo...

Por eso es que tenemos que hacer una huelga para "El detective amaestrado" no deje de escribir. Que entienda que no importa lo que haya pasado: hay quienes nos volvemos m... con un simple poema que nace del alma. Besos de siempre, Gasper.

FranciscoJ dijo...

Una cosa es el valor y otra el precio... y en este caso el precio lo han puesto para vender un regalo, lo cual no me parece muy honesto.

En cuanto a valor, Federico sigue llenando con sus versos nuestras inquietudes de belleza.

Os envío un saludo desde el Reino de Granada (como le gustaba decir a Federico)

Un abrazo
Paco