martes, 12 de febrero de 2008

El Infierno

A fines del siglo pasado, el Papa Juan Pablo II, había asegurado que el Infierno no existía como lugar, sino que se trataba del estado del espíritu ante la ausencia de Dios. Hace unos pocos días, el Papa Benedicto XVI dejó hechas cenizas las palabras de Juan Pablo II al asegurar que el Infierno no sólo existe, sino que es eterno.


Y más allá de estos debates teológicos-filosóficos, me pregunto qué pensará de todo esto Onur Calar, el pequeño de once meses que milagrosamente se salvó de las llamas del Infierno…

Ludwigshafen es un pueblo alemán que la semana pasada padeció el Infierno de la xenofobia, todavía hoy tan viva en varios rincones del mundo.
Y fue en un pequeño edificio donde la irracionalidad decidió provocar un incendio que alcanzó gran magnitud, provocando muertes y heridos.
Y acá aparece la cruda vivencia de Onur Calar que ante el avance de las llamas, sus padres decidieron jugar tan seria y dolorosamente su suerte y arrojarla por la ventana de un cuarto piso, mientras que abajo un bombero intentaba atajarla entre sus manos salvadoras.


El final para el pequeño fue feliz, aunque su héroe humano recibió un duro golpe en su cabeza contra el suelo al recibirla entre sus brazos.
Sin embargo, este suceso marcará para siempre su vida, ya que en este cruel ataque irracional, falleció su hermanito de dos años, dos primas y una tía que se encontraba embarazada, totalizando la pérdida de nueve vidas y algunos heridos en grave estado (entre ellos el bombero).


¿El Infierno existe?
¿Y encima es eterno?
La esperanza no puede ser dañada y de alguna manera la mayoría de nosotros esperamos que estos hechos inhumanos sean mandados de inmediato al Infierno, porque las heridas del alma no sanan fácilmente, y el alma de Onur Calar tendrá que hacerse muy fuerte para poder seguir viviendo en un mundo que a veces parece encontrarse tan lejos del cielo.

11 comentarios:

Gioconda dijo...

El infierno debe estar en el mismísimo Vaticano desde que está este tipo con cara de degenerado.

Hay cosas que hacen que la gente pase sus días en un infierno sin estar muerta y es por culpa de gente como este tipo.

Despues se quejan porque la gente ya no cree y se aleja de la iglesia.

Patético!

MentesSueltas dijo...

el infierno es interior a ciertas personas... mi solidaridad y apoyo a las victimas.
Te abrazo
MentesSueltas

Una Pepina dijo...

El infierno es eterno esperando la piadosa muerte cuando se comen galletas de tierra en Haití.

Que Benedicto deje de decir estupideces y se vaya a comer basura con los negros esos que tiene como ovejitas para saber lo que es el infierno.

Lo terrible que estas personas (sí Benedicto, mal que te pese son iguales a vos) son sus fieles más leales porque la fé es lo único que nadie les va a sacar.

Franziska dijo...

Me gustaría mucho que eligieras uno de los tres premios que he seleccionado para tí.

Un abrazo.

Monica dijo...

El infierno existe y está dentro nuestro, por eso debemos luchar todos los días contra los sentimientos que frente a una injusticia nos acechan.
Ese buen señor, que recibió su poder en una sucia interna, bien pudiera callarse la boca, por lo menos, y en vez de declarar pavadas, saliera al balcón como Juan Pablo l y considerara regalar el oro del vaticano a los pobres del mundo.
Claro que así corre el peligro de morir de un ataque fulminante al corazón mientras duerme, ( cosa que sería muy bien recibida)
besotes para Fede y abrazotes para vos

Waipu Carolina dijo...

El infierno, mmmmm
Por supuesto es parte de nosotros, de los seres humanos con nuestras mezquindades, de cosas terribles de las cuales no hay explicación que ocurran...en fin...que más infierno que el que vive a diario tanta gente que sufre por hambre, enfermedades, guerras...

lola dijo...

Hola,
El infierno está aquí, entre
nosotros, cada vez que vemos u oímos estas salvajadas. Alguien dijo que el hombre era un lobo para el hombre y es cierto. En cuanto a Benedicto, en fin, este señor creo que quiere llevarnos a otra época de oscurantismo.
Saludos

moderato_josef dijo...

A veces creo que esto es el mismísimo infierno, otras se torna en Paraíso. Donde está el infierno y si existe? Me da igual lo que diga este Papa, no comulgo ni coon sus ideas ni con su forma de ayudar al mundo. Un saludo!

Pía Bórquez dijo...

El infierno esta en la tierra , sera eterno como la raza o mas , quien sabe?
en fin me se me aprieta el corazón al ver lo cerca que cada dia estamos del mismísimo infierno, por suerte esta el "otro lado de la medalla"... ese lado hay que cuidarlo y sacarle lustre!

saludos

Delirius Jeje Je dijo...

Estamos en el mundo, pero aún así no somos de este mundo. Vemos un gran territorio oscuro de este planeta que pide a gritos LUZ

Salu2

MAR dijo...

ODIO LA PUTA E INJUSTA VIDA CUANDO LEO Y SE QUE ES REALIDAD ESTO!
Besos para ti.
mar